Medicina Neuro-emocional Evolutiva

La estimulación neuro-sensorial auditiva, basada en el trabajo científico del Dr. Alfred Tomatis que según sus investigaciones, datadas del año 1960 y que por ello recibió la Medalla al Mérito Científico concluye que el oído es el puente entre el hombre y su consciencia.

El ser humano puede a través de la dimensión auditiva de la escucha, restaurar el diálogo que debe existir entre el cerebro cognitivo y el cerebro emocional, entrando en un nivel de consciencia superior. Este diálogo neurológico se encuentra en estrecha conexión, con los mecanismos neuro-funcionales sensoriales.

Será la dinámica neuro-fisiológica del oído medio, quien va a permitir llegar a adquirir esta dimensión, de esta manera se instaura también, un correcto funcionamiento del aparato vestibular (órgano del equilibrio) del cual depende la totalidad del control de los músculos de nuestro cuerpo: la postura, el gesto, la conciencia corporal y su expresión.

El acceso a la escucha como dimensión que va más allá de la propia audición permitirá la posibilidad de desarrollar el potencial humano que el ser humano lleva en sí.

Los órganos sensoriales producen una batería de estímulos que aportan al cerebro y al cuerpo la energía necesaria para su organización y función. De ellos, el oído es el responsable del 90 % de los estímulos que recibimos, lo que le convierte en el órgano sensorial de mayor proyección cerebral. Es el responsable de funciones como el equilibrio, la coordinación, la atención, la escucha y es un gran dinamizante energético cerebral. Es el órgano sensorial presente en la adquisición y desarrollo de los aprendizajes primarios (gatear, andar, lenguaje, etc) y académicos, junto con la vista (leer, escribir, atención, memoria…) necesario y protagonista para la elaboración del pensamiento, la reflexión y la creatividad.

El cerebro precisa de miles de estimulaciones para su función, organización y regeneración, estas estimulaciones son producidas por los órganos sensoriales.

 

  • Campo de Aplicación:

    En los niños y adolescentes supone una gran ayuda en los problemas derivados de las dificultades de aprendizaje, déficit de atención, dificultades en el lenguaje, en los conflictos de comunicación propios de la edad y en los problemas relacionados con la motricidad.

    Sin olvidar que la estimulación sensorial es un importante inductor de maduración neuronal

  • Hoy destacamos

    Podría interesarte

  • En este apartado

    Puedes encontrar

  • Tienda On line

    Venta on line de productos









      Visítala