La menopausia es un estado fisiológico de la mujer, de hecho, es parte del proceso natural de envejecimiento. Se caracteriza por el cese de la secreción hormonal ovárica, que da lugar a cambios que afectan principalmente al aparato urogenital, al sistema cardiovascular y al sistema óseo.

Según la OMS, el término “menopausia” significa literalmente “el cese permanente de la menstruación”.

La menopausia se reconoce retrospectivamente tras un período de 12 meses consecutivos de amenorrea sin otra causa aparente patológica o psicológica. Se reserva el término de “transición menopáusica” para el periodo que precede a la última regla, “perimenopausia” para ese mismo periodo más los 12 meses tras la última regla, y “postmenopausia” para todos los años que siguen tras la última regla.

En España la menopausia se presenta alrededor de los 48 años (±3). Cada año, unas 250.00 mujeres llegan a esa edad, incorporándose al grupo de 7millones de españolas postmenopáusicas.

Tipos de menopausia - Se establecen tres tipos de menopausia: Menopausia biológica (o natural): entre los 40 y 52 años.

Menopausia prematura: antes de los 40 años.

Menopausia inducida: menopausia que se produce por eliminación quirúrgica o y atrogénica (quimioterapia o irradiación) de ambos ovario.

Asimismo, también se habla de menopausia precoz. La menopausia precoz es la que aparece antes de los 40 años, sea prematura (espontánea) o inducida.

Fisiología de la menopausia

Fisiológicamente, la menopausia corresponde al final de la etapa reproductora de la mujer. En esta etapa, las gónadas y los ovarios se vuelven inactivos y se produce un déficit hormonal, principalmente de estrógenos (siendo el estradiol el principal de ellos). Este déficit estrogénico estimula, mediante el hipotálamo, la producción de gonadotropinas por parte de la hipófisis. Al mismo tiempo, este incremento de actividad hipotalámica provoca la secreción de noradrenalina, que actúa sobre el sistema nervioso vegetativo y produce, entre otros efectos, inestabilidad termorreguladora. Por tanto, tanto el sistema nervioso autónomo como el vegetativo se hallan alterados, produciéndose los conocidos síntomas y signos de la menopausia. La instauración de la menopausia se acelera 1-2 años con el tabaquismo. En cambio, se asocian con el retraso la menarquía precoz, la multiparidad y el uso de anticonceptivos.

Signos y síntomas de la menopausia

Los signos y síntomas asociados a la menopausia se pueden agrupar en varios apartados:

 Síntomas vasomotores: Sofocación.
 Síntomas psicológicos.
 Atrofia urogenital.
 Disfunción sexual y pérdida de la libido.
 Repercusiones sobre la piel.

Como ya se ha dicho, la menopausia no es una enfermedad. No obstante, en esta fase de la vida de la mujer pueden aparecer diversos trastornos y enfermedades que constituyen los riesgos de la menopausia.

  • Riesgos de la menopausia: Existen una serie de patologías graves y factores de riesgo (principalmente, de la enfermedad cardiovascular) que van asociadas a la menopausia, aunque también son debidas al envejecimiento.

    Las principales patologías son la enfermedad cardiovascular y la osteoporosis, aunque algunos estudios muestran un incremento en la incidencia del cáncer de colon y de la enfermedad de Alzheimer.

    Asimismo, también suelen aparecer dolores óseos y articulares.

  • Hoy destacamos

    Podría interesarte

  • En este apartado

    Puedes encontrar

  • Tienda On line

    Venta on line de productos









      Visítala