El objetivo principal de las medidas higiénico-dietéticas serán identificar y evitar aquellos alergénicos que a los que la persona alérgica es susceptible.
 
Hay que tener en cuenta que hay predisposición hereditaria a manifestar la condición de alérgica, por lo que si uno o ambos padres sufren alergias, conviene extremar las precauciones con los niños e informar al pediatra para que adopte las medidas necesarias a fin de que esta condición no se manifieste .
 
Las medidas que se pueden tomar variarán en función del tipo de alergia de que se trate: - Alergias alimentarias - Alergias a los animales - Alergias al polen - Alergias al polvo y los ácaros.
 
Alergias alimentarias: 
 
 
 
 En el primer año de vida, los hijos de los alérgica no deben recibir alimentos potencialmente alergénicos como: Huevos, leche de vaca, pescado azul, cereales con gluten, frutas, como el plátano, el melocotón o las fresas.
 
 
 
 Las personas con alergias alimentarias deben tener en cuenta que muchos aditivos de los alimentos envasados ​​como los colorantes (tartrazina).
 
 
 
Alergias a los animales: 
 
 Si hay antecedentes de alergias familiares a los animales, hay que evitar tener mascotas o pájaros en casa, y también montar a caballo.
 
 Conviene tener en cuenta que los niños desarrollan las primeras manifestaciones alérgicas a los animales entre 6 y 12 meses o más después de haber entrado en contacto con los animales. 
 
 
Alergias al polen: 
 
Las alergias al polen suelen ser estacionales: aparecen en primavera y verano. En cuanto a las medidas que se pueden seguir:
 
 No hay que pasear por parques ni jardines en las épocas de polinización, en caso necesario, se debe usar máscara.
 
 
 
 Evidentemente, se deben evitar las excursiones al campo, trabajar en el jardín y tener flores en casa.
 
 
 
 
 Se deben mantener las ventanas cerradas por la noche y cuando hace viento. Se han de ventilar las habitaciones por la mañana, temprano, porque es en este momento del día cuando hay menos polen en el ambiente.
 
 
 
 Es una buena medida, bañarse y lavarse la cabeza en las noches para arrastrar el polen que se haya adherido durante el día.
 
 
 
Alergias al polvo y los ácaros:
 
Es una de las alergias más frecuentes, debido a rinitis alérgicas y asma. En este caso las medidas higiénicas son fundamentales:
 
 Eliminar alfombras, tapices y muñecos de peluche, o aquellos muebles tapizados que puedan captar polvo fácilmente. Eliminar también, en la medida de lo posible, las cortinas.
 
 
 
 Limpiar diariamente: pasar la aspiradora en vez de barrer, y limpiar el polvo de los muebles con un paño húmedo o toallitas para no levantar el polvo.
 
 
 
 Las cortinas y las colchas deben lavarse a menudo con agua caliente.
 
 
 
 
 Si es la misma persona alérgica la que debe limpiar la casa, hay que lo haga provista de una máscara.
 
 
 
 No secar nunca la ropa dentro de casa, porque la humedad contribuye al desarrollo de los àcars.saboritzants (glutamato monosódico), nitritos, sulfitos, benzoato sódico (esterilizantes y preservantes) pueden provocar reacciones alérgicas, por lo que deben leer la composición de los alimentos a fin de evitarlos.
 
  • Hoy destacamos

    Podría interesarte

  • En este apartado

    Puedes encontrar

  • Tienda On line

    Venta on line de productos









      Visítala